la ciudad

Valencia puede ser una ciudad de clichés: la luz, la luna, la pólvora, la paella, las flores, las Fallas... son todas ellas palabras que intentan explicar aquello que las propias palabras no pueden explicar. Es necesario visitar Valencia para comprobar que las tradiciones centenarias pueden convivir con la modernidad, que el mar y la ciudad son compatibles, que el verde de las granjas es compatible con el esquema urbano; que Valencia es única tanto durante la noche como durante el día. Y es que la capital del Turia es eso y mucho más.

Además de las innumerables atracciones que la ciudad ofrece desde hace muchos años, encontramos además toda una serie de impresionantes infraestructuras, tales como la Ciudad de las Artes y las Ciencias (City of Arts and Sciences) y el Museo Principe Felipe (Prince Philip Museum) que asombran a cualquiera que los visite.

Pero además, Valencia es universalmente conocida por si clima Mediterráneo y sus fantásticas playas a orillas de la ciudad: La Malvarrosa, El cabañal y las Arenas. Todas ellas cuentan con unas magníficas instalaciones, entre las que destacamos bares, restaurantes y zonas de ocio que hacen de ellas un área de actividad continua las 24h del día en el verano.

Al sur de la ciudad encontramos Pinedo, con preciosas playas de fina arena como el Saler y la Devesa, donde las dunas de arena se mezclan con los bosques de pinos. Además están situadas junto al Parque Natural de la Albufera, uno de los parques naturales más emblemáticos de la costa mediterránea.

En las playas de Valencia, los visitantes podrán además elegir entre una gran variedad de actividades acuáticas que realizar.